Los 7 Hábitos en la Atención Efectiva del paciente con Vértigo

Los 7 Hábitos en la Atención Efectiva del paciente con Vértigo

“Practique la sinergia”
“Indique tratamiento integral”

 
Cuando en “Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva”, su autor, S. Covey nos invita a sinergizar, se refiere a cultivar la habilidad y la actitud de valorar la diversidad, e integrar ideas divergentes para producir resultados mejores y superiores a los esfuerzos individuales.
 
Para el manejo efectivo del paciente con vértigo, sugerimos también esta visión sinérgica que integre diversos aspectos y produzca un mejor resultado terapéutico que un enfoque farmacológico aislado.
 
Figura 1
Enfoque integral para el tratamiento del paciente con vértigo

Esta visión integral comprende:

  1. Apoyo emocional porque los trastornos del equilibrio se encuentran entre las tres primeras causas que mayor impacto producen en la calidad de vida de quien lo padece, junto al dolor crónico y el tinnitus. Pese a ser reconocido el valor terapéutico de la escucha, con frecuencia olvidamos el primer hábito: Escuche con atención. Y con solo este acto de escuchar con atención, podemos ayudar al paciente a aliviar su ansiedad y a aumentar su capacidad adaptativa. (El efecto de la escucha terapéutica sobre la ansiedad y los miedos de pacientes quirúrgicos: ensayo clínico aleatorizado Latino-Am. Enfermagem 2018;26:e3027).

    Acompañar con algunas palabras tranquilizantes sobre el carácter autolimitado de la situación y disminuir la ansiedad informando sobre la certeza de que los trastornos del equilibrio tienden a compensarse tarde o temprano, salvo en muy contadas excepciones.

  2. Tratamiento sintomático que alivie prontamente la sensación ilusoria de movimiento y reduzca el complejo sintomático neurovegetativo, sobre todo, náuseas y vómitos. Esto podríamos lograrlo con benzodicepinas, antieméticos y otros.
  3. Tratamiento etiológico dirigido a tratar la causa o a revertir el evento fisiopatológico que ocasiona el síntoma.

    La betahistina, por su mecanismo de acción, estaría indicada en vértigos de cualquier etiología porque reduce “la generación de impulsos en neuronas de núcleos vestibulares medial y lateral” (https://www.vademecum.es/principios-activos-betahistina-n07ca01), y por esta acción logra “regular” el sistema del equilibrio.

  4. Programa de rehabilitación Comprende ejercicios motores, oculares y vestibulares, que a través de la habituación, logran la adaptación. La rehabilitación se fundamenta en el fenómeno fisiológico de compensación vestibular.

Este enfoque integral permite un abordaje efectivo, tanto en la fase aguda como en el vértigo persistente y brinda satisfacciones a galenos, pacientes y familiares.

 

José Gregorio Ledezma Rodríguez
Médico otorrinolaringólogo
Formación en otología y otoneurología
ledezma.orl@gmail.com

Entrada anterior
Enfermedades raras: de lo invisible a lo visible
Entrada siguiente
No salemos la vida

Entradas relacionadas

Lo siento, debes estar conectado para publicar un comentario.
Menú