Analgesia a través de bloqueo epidural


La analgesia epidural es un tema extenso y de muchas aristas, sin embargo, trataremos de explicar de una manera concisa algunos puntos que nos lleven a entender como actúan los fármacos en este espacio.
El Bloqueo Epidural se utiliza con más frecuencia para: el control del dolor durante el trabajo de parto, realizar intervenciones quirúrgicas, sobre todo en abdomen y en algunas ocasiones en miembros inferiores; también tiene utilidad en el tratamiento del dolor postoperatorio y crónico.

Mecanismo de la analgesia epidural:
En el espacio epidural se pueden administrar medicamentos tales como anestésicos locales y opioides. De forma general podemos mencionar algunos puntos claves que nos llevaran a entender el mecanismo por el cual actúan los mismos

Los anestésicos locales son eficaces para el control del dolor agudo y crónico, los opioides son adecuados para el tratamiento del dolor postoperatorio y crónico pero no ofrecen una buena respuesta en el control del dolor agudo. Las mezclas de anestésicos locales y opioides ofrecen magníficos resultados en el control del dolor agudo, post-operatorio y crónico; además, cuando se administran estos dos fármacos mezclados se disminuyen las dosis que se utilizan de cada uno de ellos cuando éstos se aplican en forma individual, obteniéndose además una mejor calidad de la analgesia con menor incidencia de bloqueo simpático y motor.

Los anestésicos locales, son inyectados en el espacio epidural y actúan sobre los nervios espinales dorsales y ventrales, por medio de su difusión a estas estructuras, la cual se facilita por las características anatómicas y fisiológicas de las membranas que los envuelven. Penetran a la médula espinal en mayor o menor grado, de acuerdo a sus características físico-químicas. En menor grado se difunden a los ganglios dorsales y al espacio paravertebral.

Por otro lado los opioides aplicados a nivel epidural actúan a nivel del cuerno dorsal de la médula espinal, produciendo analgesia sin bloqueo simpático y motor, a excepción de la meperidina que puede producir bloqueo simpático.

Al igual que los anestésicos locales su características de liposolubilidad facilita la difusión de los mismos a mayor liposolubilidad mayor difusión, por lo que el tiempo de latencia de su acción es corto, sin embargo la duración de su efecto es limitada(fentanyl) y el ejemplo contrario seria la morfina cuya acción es prolongada.

Las diferencias en el sitio y mecanismo de acción de los anestésicos locales y opioides producen diferentes respuestas en su eficacia para el control del dolor. Los anestésicos locales producen bloqueo de la conducción nerviosa impidiendo el paso del sodio por sus canales, por lo que no hay un intercambio de este ion del exterior al interior de la membrana, como sucede en la conducción nerviosa normal.

Los opioides actúan en los receptores periféricos de la nocicepción modulando la liberación de la substancia P, de las neuronas C polimodales y del cuerno dorsal de la médula espinal, además de que algunos autores señalan que en el ganglio basal estimulan los mecanismos descendentes de las vías de analgesia espinal.

DRA. EVA SAN MARTÍN