LICDA. AUDREY TAPIA

Charles Swindoll dice “La vida es diez por ciento de lo que me ocurre y 90% de como reacciono a ello”.

Deseamos tener un buen año, en nuestra gestión, permitiéndonos presentar un enfoque 2019 y relacionando lo precitado, considerando que el 10% lo enfoquemos para la gestión de planificación y operalización y el 90% atender a nuestro personal que con todo acierto, es el que reacciona ante nuestra planeación y como operalizan la planificación…es significativo el 90%.

Como arrancamos o como continuamos…ojalá estemos continuando:

  1. Continuemos implementando la fidelización de nuestros empleados, conociendo sus motivaciones, necesidades y preparación para intentar vía comunicación, poderlos retener…que ellos puedan meditarlo, valorando lo que tienen, antes de dar el paso de salida a lo que aspiran.
  2. Que dispongamos como Gestores de Recursos Humanos con toda la información disponible para la toma de decisiones en nuestra gestión, al día; en esto no me refiero a los expedientes de los colaboradores, ni su historial de desempeño, (de paso, debería estar actualizado); sino también, a nuestro historial de planificaciones, recursos, los indicadores de éxitos y también en lo que hemos fallado en nuestra gestión.
  3. Continuar y fortalecer la gestión organizacional con valores, solidaridad, confianza y trabajo en equipo.

Es monitoreando nuestro clima organizacional, que nos permite tener los factores en pleno conocimiento y ajustado preventivamente.

Gabriela Mistral dijo: Donde haya un árbol que plantar, plántalo tú. Donde haya un error que enmendar, enmiéndalo tú. Donde haya un esfuerzo que todos esquivan, hazlo tú. Sé tú el que aparta la piedra del camino.

Si hay piedras en el camino…Theodoro Roosevelt nos dijo: Haz lo que puedas, con lo que tengas, donde estés.

Si, esta vez he utilizado varias frases motivacionales, pues la labor de Gestor de Recursos Humanos no es sencilla, trabajamos con personas, diferentes todas pero todas valiosas y que sea una motivación el privilegio y responsabilidad de poder impactar, dirigir y caminar con nuestros colaboradores para dejar un legado de resultados que al final, permanezca y sean mejorados con el tiempo…es mi petición para el 2019, ya es momento de continuar firmes, llenando el vaso y si es posible, buscar uno más grande…con todo y piedras. Siempre parece imposible, hasta que se hace…Bendiciones.

Entrada anterior
Dietas Veraniegas
Entrada siguiente
Acrilamida. Un puente entre sabor y riesgo

Entradas relacionadas

No hay relacionados

Lo siento, debes estar conectado para publicar un comentario.
Menú