Debilidad muscular aguda… ¡doctor estoy débil!


La debilidad es una consulta frecuente en los servicios de urgencias; la misma supone un desafío ya que debemos discernir a que se refiere el paciente con “debilidad”, se refiere a una verdadera debilidad muscular o es astenia, ataxia, o malestar general. Se entiende astenia como sensación subjetiva de falta de energía o de incapacidad para realizar pequeños esfuerzos; ataxia es la dificultad para mantener el equilibrio o para realizar movimientos voluntarios como consecuencia de un defecto de la coordinación motora. Muchas veces esta sensación debilidad puede estar asociada a la imposibilidad de hacer ciertos movimientos debido a artritis o artralgias. Hemos de diferenciar procesos infecciosos, metabólicos, endocrinológicos, respiratorios de aquellos procesos que involucren al sistema neuromuscular, todo lo mencionado puede llevar al paciente a decirnos doctor estoy débil. En este artículo nos enfocaremos en la Debilidad Muscular Aguda (DMA)
La DMA se refiere pérdida de fuerza motora instaurada en horas o días (menos de 4 semanas) más o menos generalizada causada por alteración en algún punto de la unidad motora. La DMA constituye una urgencia médica sobre todo si afecta a musculatura orofaríngeo y respiratorio.
Según el nivel afectado, podemos distinguir en la DMA 4 áreas afectadas
1. Motoneurona Superior: ECV, esclerosis múltiple, esclerosis lateral amiotrofia, tumores cerebrales, HIV.
2. Motoneurona Inferior y nervios periféricos: poliomielitis, Guilliam Barre; déficit de vit B12, Enfermedad de Lame, intoxicaciones, difteria, HIV.
3. Unión Neuromuscular: Miastenia Gravis, botulismo, mordedura de elapide, fármacos, tóxicos (organofosforados).
4. Fibras Musculares: polimiositis, esclerodermia, hipo o hipertiroidismo, hipopotasemia, miopatía alcohólica.
En la anamnesis el tiempo de instauración de los síntomas nos puede orientar hacia el diagnóstico, una aparición súbita o de horas podría deberse trastorno metabólico, tóxicos o ECV, aquellas que se encuentran dentro de las 24h o más orientan a GB, miastenia, neuropatía porfirica aguda; también la distribución de la debilidad hemicuerpo, bilateral etc.
El examen físico debe incluir un examen neurológico completo, con especial énfasis en la fuerza muscular y Reflejos osteotendineos profundos. Más detallado aún, se debe realizar en pacientes que involucren sintomatología de origen central (Disartria, disfunción visual, ataxia, etc.), el cual debe incluir la evaluación meticulosa de los pares craneales.
En los servicios de urgencias al enfrentarnos a un paciente con historia de debilidad, debemos en un inicio revisar el ABCD del pct, verificar la presencia de signos de dificultad respiratoria, hacer una lista mental de patologías potencialmente graves que causen debilidad incluyendo las que causan debilidad mas no afección neuromuscular (sepsis, encefalopatías, botulismo, Guilliam Barre, Miastenia Gravis, intoxicaciones, hipokalemia, etc).
DRA. GLORIA VEGA