Hablemos de la fibra y sus beneficios


La fracción no comestible de los alimentos o mejor conocida como fibra dietaría o dietética, es considerada sumamente importante para el ser humano, por lo múltiples beneficios que la misma posee.
La misma fue descubierta a mediados de los años 70 del siglo pasado, específicamente por los médicos Trowel y Burkitt, los propusieron una interesante relación entre la una dieta alta en fibra versus no padecer de cáncer, ni de enfermedades cardiovasculares. Ellos empezaron a estudiar la relación de los occidentales contra pueblos de África, en donde tenían una dieta más vegetaría y alto consumo de hidratos de carbono complejo, observando que no se presentaban tan frecuentemente enfermedades como cáncer, colesterol en sangre elevando entre otros. Ellos fueron capaces de tener dos factores diferenciales con respecto a los occidentales, que fueron volumen y número de deposiciones en el día. Obteniendo como resultado el descubrimiento de la fibra desde está época.
La fibra es aquella sustancia que se clasifica en el grupo de los hidratos de carbonos, el cual carece de valor calórico, por lo cual, no se puede absorber ni mucho menos metabolizar para obtener energía como resultado final.
Actualmente la clasificación de la fibra está basada en divisiones las cuales una de ella insoluble y otra en soluble.
La fibra insoluble que es la celulosa, algunas hemicelulosas, lignina son abundantes en algunos cereales; esta se encuentra en el salvado de los cereales interviniendo fundamentalmente en el tránsito intestinal, porque la celulosa que contienen las plantas verdes e incluso algunos cereales pueden actuar en el cuerpo como un laxante, siendo está la indicada para combatir el estreñimiento en las personas.
Por otro lado la fibra soluble tiene más variedad. Estás son encontradas en las legumbres, por la cual se ha popularizado por su potencial efecto para disminuir el colesterol en sangre e incluso la relacionan para combatir algunas clases de cáncer.
Según las recomendaciones del consumo de fibra al día estas van de 25 a 30 gramos al días, las cuales son promovidas con la campaña “cinco al día” en nuestro país, que consiste en comer cinco porciones de frutas y vegetales al día, para completar este requerimiento. Es sumamente indispensable el consumo de agua para evitar el riesgo de obstrucción intestinal por elevado consumo de fibra.
Se debe de tener mucho cuidado con los productos enriquecidos con fibra y su excesivo consumo, haciendo que realmente mejore el tránsito intestinal pero dejando vivo el real problema que es hábitos alimenticios aun desequilibrados con carencias nutricionales, por no incluir la fibra de manera equilibrada en su alimentación.
Los alimentos ricos en fibra que siempre deben estar en el consumo diario son frutas, vegetales, leguminosas, cereales integrales y sin dejar a fuera e consumo de agua dos litros mínimo. Los nutricionistas dietistas idóneos seguimos trabajando por un Panamá saludable.
MAGISTER CLAUDETTE CAMPOS