Hidratados en noviembre

Nuestro país tiene un clima bastante cambiante y con respecto a nuestras fiestas patrias, la mayoría de nosotros nos volcamos a ver desfiles o simplemente pasos tiempo en familia en una excursión que puede ser eco tours o de playa, dejando a un lado la hidratación de nosotros y nuestras familias.
El agua en nuestro cuerpo forma parte imprescindibles funciones vitales, como en participación metabólica de algunos cambios que mantienen el equilibrio del cuerpo, interviene en trasporte de nutrientes, digestión, buen aspecto de la piel, entre otros. Aunque es preciso beber agua en todo el año, el mes de noviembre es unos de los meses que más movimiento tenemos fuera de casa, ya que con el aumento de la temperatura corporal, perdemos liquido corporal que es sumamente necesario reponerlo bebiendo agua.
Es muy probable que la mayoría de las personas siempre acudan al consumo de agua en el momento que se siente la sensación de sed, sin embargo no es aconsejable llegar a este estado para consumir le vital liquido.
Ciertos consejos nutricionales para mantenernos bien hidratados en este mes de actividad y sol son:
• Beber entre dos a dos litros y medio de agua a los largo del día.
• Es de suma importancia no pasar mucho tiempo sin beber agua, mucho más si estamos en una actividad de al aire libre o bajo el sol, siendo una opción para que esto no pase, llevar una botella de agua a donde nos movamos.
• Si tenemos niños o adultos mayores, debemos vigilar que consuman suficiente líquido ya que ellos son una de las poblaciones más afectadas por la deshidratación.
• Mantener protegido bajo la sombra si estaremos al aire libre entre las horas de las 11 a 4 de la tarde.
• Limitar la ingesta con contenido alcohólico porque el alcohol provoca efectos deshidratantes. En cualquier caso lo más recomendado es no sustituir el agua por ningún tipo de bebidas que traigan alcohol o incluso azúcar.
Dentro de los beneficios de una buena hidratación tenemos:
• Si estamos bien hidratados todas las funciones del cuerpo que conlleven agua funcionar mejor.
• Se favorece la eliminación de toxinas mediante la orina e incluso reducimos el riesgo de sufrir infecciones urinarias.
• Mejora la motilidad intestinal previniendo el estreñimiento, entre otras.
El consumo adecuado de agua evita la deshidratación y mejora la función del organismo; dos litros como mínimo puede impedir este suceso. Recordemos también el consumo de frutas y vegetales durante el día para activar nuestro cuerpo.
Queremos un Panamá saludable, hagamos la diferencia y consumamos agua.
Magister Claudette Campos

Menú