Importancia de las estructuras fasciales para el correcto funcionamiento de la biomecánica humana


Quiero comenzar pidiéndote que imagines al cuerpo humano como si fuese una naranja. Observa que tiene dos capas: una externa protectora, y una interna blanquecina, la cual recubre y divide a la fruta en diferentes porciones. De igual manera la Fascia cubre al cuerpo humano externa e internamente, dándole forma junto con la piel; sirve de protección, ayuda a la regulación de la temperatura corporal, colabora con el sistema linfático drenando productos de desecho y es de vital importancia para diagnósticos de infecciones, ya que las mismas se trasladan por los planos fasciales.
La fascia está compuesta por dos proteínas elementales: la elastina y el colágeno, juntas proporcionan a este tejido conjuntivo sus características principales, la continuidad y la elasticidad, las cuales permiten que los músculos se contraigan sin fricción, que la sangre fluya libremente, que los órganos se muevan y realicen sin dificultad sus diferentes funciones.
La Fascia es una estructura tridimensional, ya que cubre el cuerpo humano en todos sus planos, por este motivo, es de suma importancia que todos los Profesionales de la Salud conozcan su funcionamiento.
En el caso de los Médicos, para operar y llegar a cualquier estructura deben pasar por los planos fasciales superficiales y/o profundos. Si la incisión no se realiza con suficiente precaución puede causar un proceso inflamatorio de la fascia, lo que a su vez aumentaría el tiempo de recuperación del paciente.
Asimismo, los Enfermeros(as) deben conocer esta estructura, ya que la fascia superficial es la que recubre a las arterias, venas y capilares. Si un paciente se encuentra encamado y no se le realizan sus respectivos cambios de posición, la fascia se retrae, causando disminución de circulación en los tejidos y esto conlleva a las lesiones conocidas como escaras o necrosis de tejido.
Para los Fisioterapeutas es importante saber el funcionamiento y el tratamiento manual de la fascia, ya que asegura la pronta recuperación de los pacientes. Antes de realizar cualquier Técnica de Cinesiterapia, Estiramiento, Masoterapia e inclusive Agentes Físicos, se debería evaluar y liberar el tejido fascial que se encuentra en disfunción para no traumatizar con presiones profundas a esta delicada estructura.
¿Por qué Tratar la Fascia antes que cualquier otra estructura?
La mayoría de los Métodos y Técnicas de Fisioterapia tratan al músculo, tendón, la articulación o ligamentos, siendo estructuras profundas, la fascia los recubre, y si la tratamos a profundidad primero, se podría decir que agredimos y causamos inflamación en ésta.
La Fascia es una estructura noble que nos protege y no le damos la importancia que se merece. Solamente nos acordamos de ella cuando escuchamos diagnósticos vinculados como: Fascitis Plantar o Inflamación del Tensor de la Fascia Lata, y quiero terminar con lo siguiente; “la fascia se puede retraer en cualquier parte del cuerpo y con ello aumentar las consecuencias en múltiples patologías”, por esto debemos tomarla en cuenta en el diagnóstico y tratamiento de la mayoría de las enfermedades del Sistema Neuro-Musculo-Esquelético y Circulatorio.
LICDO. LUDWING ROMERO