La nuez reduce el riesgo de cáncer de próstata, según estudio


Las urolitinas, que son un metabolito de los polifenoles de las nueces, tienen un componente hormonal que es capaz de atenuar la función de los receptores de andrógenos. Este efecto contribuye a modular el crecimiento tumoral en líneas celulares de cáncer de próstata, según se desprende de los resultados de un estudio dirigido por María Izquierdo Pulido, profesora de la Unidad de Lípidos de la Universidad de Barcelona (UB) y el Hospital Clínico de Barcelona.
El trabajo, que se ha publicado en la revista The Royal Society of Chemistry, concluye que este mecanismo molecular es el responsable del descenso de los niveles del antígeno prostático específico -mejor conocido por las siglas en inglés, PSA- y la inducción de la apoptosis de estas células tumorales.
Algunos estudios previos que constan en la literatura científica ya habían puesto sobre la mesa la potencial relación que existe entre la ingesta de estos frutos secos y la prevención de algunos tipos de cáncer, como el de próstata, el de mama o el colorrectal, en modelos animales de ratón. Pero hasta ahora se desconocía el mecanismo responsable de dicho efecto beneficioso, ha comentado Izquierdo a Diario Médico.
Su grupo de trabajo estudia la interacción entre la ingesta de diversos alimentos y los cambios genéticos ligados a un mayor o menor riesgo de desarrollar enfermedades.
Estos resultados sugieren que una dieta rica en elagitaninos, que son polifenoles presentes en alimentos como las nueces, podría contribuir a la prevención del cáncer de próstata.
La investigadora ha detallado que los elagitaninos son hidrolizados para liberar ácido elágico, que una vez metabolizado por la microbiota intestinal forma urolitinas, como A y B, que son absorbidas por el organismo.
Para Izquierdo, esta propiedad de las nueces que son ricas en polifenoles se suma a su alto contenido en ácidos grasos poliinsaturados, ácido alfa-linoleico, antioxidantes y vitaminas, y minerales, entre otros nutrientes, lo que las convierte en “pastillas naturales muy saludables”.
La recomendación de la Administración de Alimentación y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) señala que el consumo de 42,5 gramos de nueces al día contribuye a mejorar la salud cardiovascular, en función de la evidencia científica disponible actualmente.
El consumo habitual de estos frutos secos se ha asociado a la reducción del colesterol LDL, el aumento del colesterol HDL, la disminución de la presión arterial, al mejora de la función arterial y la reducción de la inflamación.
Fuente: Diario Medico