Mucocele


El mucocele es una lesiones que se manifiestan en la mucosa oral como consecuencia de una alteración en los conductos de las glándulas salivales menores, caracterizados por el cúmulo de material mucoide, ya sea porque se ha extravasado del conducto excretor, o porque se ha retenido en este conducto, que presenta una dilatación muy importante.
La incidencia de estas lesiones oscila entre el 0,4 y el 0,8 % de la población general, siendo más prevalente en la primera y la segunda décadas de la vida.
No existen diferencias en cuanto a la afectación de mucocele por sexos, pero sí una mayor frecuencia de aparición en el área de la mucosa labial inferior. Esta mayor frecuencia en dicha zona parece estar relacionada con ciertos hábitos de mordisqueo de los niños, aunque a veces se produce por un traumatismo.
Clínica: Clínicamente el mucocele está situada superficial o profundamente dependiendo de la localización, aunque presenta un aspecto circunscrito, sobreelevado, de varios milímetros hasta 1 cm o más de diámetro, con una coloración igual que la mucosa o algo azulada. Este abultamiento va creciendo poco a poco o bien se estabiliza o regresa y vuelve a aparecer al cabo de un tiempo.
Diagnóstico: Desde el punto de vista histopatológico existen varios tipos de mucocele que puede ser por extravasación o por retención. El tipo causado por extravasación es el más frecuente; consiste en una cavidad circunscrita en el tejido conectivo que no está revestida por epitelio, producida por la extravasación del moco desde el conducto excretor, encontrándose algunos leucocitos e histiocitos.
Posteriormente se transforma en un tejido granulomatoso con histiocitos, macrófagos y células multinucleadas como una reacción ante cuerpo extraño y, finalmente, este revestimiento se organiza como un tejido conectivo. La otra forma, menos frecuente, es la de retención dentro del conducto.
Por lo que el revestimiento en este caso sí es un tejido epitelial con células aplanadas o cuboides que se asemejan a las de los conductos intercalares.
Tratamiento: Consiste en su escisión quirúrgica completa, aunque en algunos casos existe riesgo de recurrencia.
Dr. Daniel A. Constable Rivera.