Odontología Estética Interdisciplinaria


En el mundo odontológico interdisciplinario de hoy, el plan de tratamiento debe comenzar con objetivos estéticos bien definidos. Al comenzar con la estética y luego tener en cuenta el impacto del tratamiento planificado en la función, la estructura y la biología, el odontólogo podrá utilizar las diversas disciplinas de la odontología para proporcionar la atención odontológica de mayor nivel para cada paciente. Denominamos este proceso “Odontología Estética Interdisciplinaria”.

La Odontología Estética cuenta con una serie de parámetros que nos permiten de una forma sistemática y más dinámica un análisis objetivo de la estética. Esos parámetros son los principios estéticos, integrados por componentes horizontales y verticales, actuando como las partes de un rompe-cabezas que, correctamente analizados en conjunto, nos permiten alcanzar el éxito de nuestro tratamiento restaurador. Innumerables son las alteraciones que pueden provocar desequilibrio de la armonía dental. Para solucionarlas, la odontología restauradora estética actualmente cuenta con un abanico de opciones que permiten restablecer cualquier alteración de color, forma, tamaño, textura superficial y posicionamiento dentario.

La belleza depende de la integración de factores “estéticos” y es influenciada en gran forma por factores psicológicos que pueden resaltar o afectar la apariencia estética. El desarrollo de nuevos materiales y técnicas junto con el conocimiento y experiencia de los profesionales han transformado la odontología restauradora dental estética. El concepto de estética pasó a ocupar un papel fundamental en los procedimientos restauradores, sin embargo, deben evitarse procedimientos restauradores creados a partir de patrones estéticos universales sin considerar las necesidades y deseos del paciente.

Es necesario tener en cuenta que la proporcionalidad se trata de un parámetro o referencia y que debe utilizarse como una guía práctica y no absoluta; por lo tanto debe evaluarse si realmente pueden ser aplicadas a cada paciente en particular y principalmente si el paciente está conforme con las modificaciones a ser realizadas. Para ello nuestras restauraciones deben provocar completa activación de las diferentes áreas del cerebro a partir de estímulos que generen un efecto disparador de emociones, permitiendo al paciente alcanzar la autoestima, la confianza y el respeto deseados.

La estética se ha convertido en un concepto respetable en la odontología. En el pasado, se desestimaba la importancia de la estética a favor de conceptos tales como función, estructura y biología.
Pero en realidad, si un plan de tratamiento no comienza con una visión clara de su impacto estético sobre el paciente, entonces el resultado podría ser desastroso, es por ello que el trabajo en equipo interdisciplinario es un componente vital y clave para la elaboración exitosa de un tratamiento estético. dental. Restaurador estético.
Dra. Mayra Abood Yúnsan
Odontología Restauradora Estética
Magister en docencia superior