Rejuvenecimiento Vaginal y las bondades del Láser de CO2 Fraccionado


Existe una nueva modalidad de grupo de tratamientos ginecológicos (también urológicos) en los que se emplea el Láser de CO2 Fraccionado.
Con la aparición de la menopausia, entre los 50 +/- 5 años, cesa la función ovárica de la mujer, y esto hace que sufra una sintomatología específica como por ejemplo bochornos, sudoración espontánea, insomnio y somnolencia, sequedad vaginal, dolor en relaciones sexuales, picor y sangrado. Inevitablemente en muchos casos y a consecuencia de estos cambios desciende de forma importante la autoestima de la mujer y su calidad de vida.
Uno de los signos más importantes que aparece en la menopausia es la atrofia vaginal, que puede venir acompañada de disminución del tono muscular vaginal, menor elasticidad y control de la vagina, lo que se traduce en disminución de la satisfacción sexual de la mujer durante la relación sexual. Incluso esta misma atrofia puede ocasionar pérdidas involuntarias de orina.
Las opciones de tratamiento para la atrofia vaginal ocasionada por la menopausia hasta hace 5 años eran:
• Terapia Hormonal Sustitutiva
• Terapia estrogénica vaginal local o transdérmica.
• Lubricantes e hidratantes.
• Fitoestrógenos
Algunos de estos tratamientos no son seguros en pacientes con problemas de tiroides, por sus efectos inhibidores sobre la función tiroidea. Otros no son suficientes ni tampoco exentos de efectos secundarios y/o complicaciones.
Desde hace varios años existe una nueva alternativa de tratamiento para la atrofia vaginal: aplicación de Láser de CO2 Fraccionado. Una opción de tratamiento altamente efectiva, obteniendo una tasa de éxito mayor al 90% en sólo dos sesiones. (Dr. Luis Clemente, Urólogo. Responsable de la Unidad de Urología Sanatorio Virgen del Mar. “VI Curso Internacional de Cirugía de Incontinencia Urinaria y Suelo Pélvico” Madrid, 17-19/02/16)
El tratamiento consiste en aplicar la energía térmica concentrada en el interior del tejido vaginal para la estimulación de la producción de las fibras de colágeno y elastina. Este efecto térmico controlado y de gran precisión en la mucosa vaginal, provoca una contracción y un retensado del tejido, que devuelve al canal vaginal su elasticidad natural. La energía láser depositada a lo largo de la pared vaginal, calienta el tejido sin dañarlo, estimulando la formación de nuevo colágeno en la fascia endopélvica.
El tratamiento se realiza en la consulta médica, sin anestesia, es un proceso ambulatorio que permite a la paciente hacer vida normal después de la sesión, obteniendo a cambio resultados notorios que se traducen en una mejora considerable en la calidad de vida.
Otras aplicaciones del Láser de CO2 en Ginecología:
Área del cervical y vagina: displasia, ectopia, condiloma, pólipos, conización.
Área vulvo-perineal: Labioplastia, ideal para hipertrofia de labios mayores y/o menores, reducción capuchón del clítoris, hipertrofia del clítoris, hipermelanosis vulvar y anal, blanqueamientos y resurfacing (tensado de piel) del área genital, condilomatosis.
Hay un universo inmenso de pacientes conocidas y por conocer, que por el proceso evolutivo normal de la mujer son y serán pacientes aptas para el tratamiento con Láser de CO2. Los Ginecólogos son los apoderados en todos los casos, porque es la especialidad médica por excelencia de las mujeres, llegando a ser hasta sus confidentes.

Dr. Alberto Kizer Ores
Médico Especialista en Ginecología y Obstetricia
Medicina Materno Fetal
albertokizer@hotmail.com