Resistencia a antibióticos en aumento

Desde hace ya varias décadas es conocido el problema de la resistencia de cepas bacterianas a antibióticos de uso frecuente. Las bacterias como organismos vivos adaptables, crean mecanismos de defensa para luchar contra los efectos bactericidas y bacteriostáticos de los antimicrobianos.

En una publicación reciente del Centro de Control de Enfermedades de Atlanta (CDC por sus siglas en inglés), nuevamente se notifica del aumento de enterobacterias en esta ocasión a Ciprofloxacina y Azitromicina. En el año 2016 se reportó que 8% de las cepas aisladas de Shigella tenían una susceptibilidad reducida a la ciprofloxacina, y 10 % de susceptibilidad reducida a la azitromicina. En el año 2017 las proporciones de susceptibilidad reducida fueron de 17 y 22% respectivamente. Debido a estos resultados, el CDC recomienda que debe tenerse una vigilancia activa a la evolución de los pacientes al ser sometidos a tratamiento con este tipo de antibióticos en infecciones gastrointestinales.

Este tipo de información suministrada por una agencia de monitoreo como lo es el CDC debe concientizar a la población médica y a la población general acerca del uso racional de los antimicrobianos con miras a evitar que este problema siga en aumento y pueda salirse de control. La automedicación de antibióticos por parte de los pacientes debe estar proscrita por completo. Además el uso basado en información completamente objetiva por parte de los médicos así como el uso de cultivos y estudios de sensibilidad a antibióticos deben ser pautas a seguir para nuevamente usar racionalmente los antibióticos, evitando la resistencia bacteriana.

Los antimicrobianos deben ser considerados en cierta medida diferente de otro tipo de medicamentos, ya que se usan para tratar enfermedades producidas por seres vivos adaptables. Por ejemplo, un mal uso de un antihipertensivo sólo afectaría a la persona que lo recibe, sin embargo, un mal uso de un antibiótico afecta a la persona que lo recibe, y a los que están a su alrededor, y subsiguientemente a otras personas.

El descubrimiento y desarrollo de los antibióticos ha sido uno de los descubrimientos científicos más trascendentes de la ciencia y que ha permitido salvar incontables vidas; es responsabilidad de nuestras generaciones cuidar que no se pierda tan trascendente ayuda a la humanidad.

Dr. Celio Rios

Menú